4 Cafeteras superautomáticas Krups analizadas

Para los muy cafeteros, una cafetera automática doméstica puede ser una gran opción, ya que permite disfrutar de un café de gran calidad sin tener que desplazarse a una cafetería. Pero hay que elegir la que mejor se adapte a las necesidades del usuario y, para ello, hay que fijarse en varios detalles.

Krups EA8150
Krups EA815070
Quattro Force Arabica Latte EA819E
Compact capuccino ea816570
Krups EA8150 - Cafetera Automática 15 Bares de Presión, Pantalla LCD, 3 Niveles de...
Krups EA810570 Cafetera automática 15 bares de presión, 1450 V, 1.6 L, acero inoxidable
Krups Quattro Force Arabica Latte EA819E - Cafetera Superautomática 15 Bares, Pantalla LCD,...
Krups Compact Cappucino EA8165 - Cafetera Superautomática 15 Bares, Pantalla LCD, 3 Niveles...
1450 W
1450 W
1450 W
1450 W
1.8 Litros
1,6 Litros
1,7 Litros
1.7 litros
Krups EA8150
Krups EA8150 - Cafetera Automática 15 Bares de Presión, Pantalla LCD, 3 Niveles de...
1450 W
1.8 Litros
Krups EA815070
Krups EA810570 Cafetera automática 15 bares de presión, 1450 V, 1.6 L, acero inoxidable
1450 W
1,6 Litros
Quattro Force Arabica Latte EA819E
Krups Quattro Force Arabica Latte EA819E - Cafetera Superautomática 15 Bares, Pantalla LCD,...
1450 W
1,7 Litros
Compact capuccino ea816570
Krups Compact Cappucino EA8165 - Cafetera Superautomática 15 Bares, Pantalla LCD, 3 Niveles...
1450 W
1.7 litros

Según las necesidades de cada usuario habrá que valorar la capacidad del recipiente de café y del depósito de agua, que permitirán preparar más o menos tazas con una sola recarga, su potencia y su versatilidad.

Las mejores máquinas de café de Krups

Las máquinas automáticas de café Krups comparten una estética común: se trata de aparatos por lo general pequeños y de diseño compacto, con una forma que recuerda a un barrilete cuadrado. Son mayoritariamente metálicas, con la parte delantera decorada con un patrón de incisiones y, en algunos casos, con colores vivos. En esa parte delantera se sitúan los comandos. Y en todos los casos el depósito de café se sitúa en la parte superior. Todas tienen una garantía de 2 años e incluyen kits de limpieza y descalcificadores.

No obstante, también se diferencian en varios aspectos, por lo que cada una de ellas tiene sus pros y sus contras.

Cafetera automática Krups EA815070

La Krups EA815070 es la cafetera automática más vendida de la marca Krups por una razón bastante simple, es de las más sencillas y baratas. Su precio no llega a 300€. Además, se trata de un aparato pequeño, de unos 7 Kg de peso, con unas medidas de 48,3 x 38,1 x 28,7 cm. (Alto x Largo x Ancho) y completamente negra. Su aspecto es sobrio y elegante.

El depósito de café, que incluye molinillo, es de 250 gramos, y el de agua de 1,8 litros, ligeramente mayor al de otras cafeteras de la misma marca. Eso permite preparar unas 8 tazas sin tener que rellenar el molinillo. En la parte superior incluye una placa calientatazas gracias a la cuál el café no pierde temperatura al servirlo. Un básico de cualquier cafetera automática.

Su pantalla LCD permite seleccionar la cantidad de café desde 20 a 220 ml y también regular 3 niveles de intensidad. Lo que no tiene es memoria: la selección hay que hacerla cada vez.

Finalmente, aunque no incluye accesorios para cafés con leche o capuccinos, si tiene una función automática de vapor que permite calentar líquidos fuera de la cafetera.

Se trata, pues, de una cafetera automática con funciones básicas, con un precio que se sitúa algo por debajo de los 300 €.

Cafetera superautomática Krups EA810570

La Krups EA810570 es una versión aún más sencilla que la anterior. Tiene un tamaño de 48,3 cm de alto x 38,1 cm de largo x 28,7 cm de ancho, es blanca y su imagen es muy compacta, como todas las Krups. También tiene un depósito de café con molinillo integrado en la parte superior y un depósito de agua ligeramente más pequeño que el de la Krups EA815070, de sólo 1,6 litros.

En cuanto a las funciones, es idéntica a la versión más avanzada: tiene 3 niveles de intensidad y puede preparar cafés de distinto tamaño, de 20 a 220 ml, o usar el vaporizador para calentar agua o leche.

La única diferencia es que en este caso no se dispone de ninguna pantalla. La selección de las distintas funciones se hace mediante el accionamiento de comandos manuales, en concreto una ruedecilla central y varios botones. Esa configuración hace que la estética del panel delantero sea bastante distinta. Dónde el resto de las Krups muestran un aspecto moderno, casi futurista, con pantallas y paneles iluminados, la EA810570 es una cafetera que bien podría ser de hace 20 años. Y, aunque eso se traduzca en un precio entre 15 y 30€ menor que su versión moderna, para personas acostumbradas a las pantallas puede resultar farragoso.

Krups quattro force arabica latte ea819e10

la Quattro Force Arabica Latte es una de las cafeteras automáticas Krups más completas. Es negra, tiene un diseño muy sobrio y compacto, y sus medidas son 48,4 cm de alto, 31,8 de largo y 28,7 de ancho. Cuesta cerca de 400€, pero compensa ese precio superior con prestaciones extra.

Una de estas prestaciones es su molinillo de muelas cónicas que permite controlar el molido en todo momento. Este molinillo consigue extraer el máximo sabor posible e incorpora un sistema, llamado UltraFlat, que aplica una fuerza hidráulica de 30 kg y prensa perfectamente el café. Éste queda en un depósito de 260 gramos capacidad, fácilmente accesible. Y también es fácilmente accesible el depósito de agua, de 1,7 litros, que permite preparar 8 tazas sin tener que recargar.

En cuanto a sus funciones, tiene una comodísima pantalla LCD que permite seleccionar los distintos programas y puede almacenar hasta 4 preparaciones en su memoria, 2 con leche y 2 sin leche. Eso hace que trabajar con ella de manera habitual sea sencillo y que podamos preparar el café de la misma manera siempre si queremos.

Por otra parte, funciona a 15 bares de presión y tiene un sistema de calentamiento rápido que permite iniciar el programa elegido en sólo 30 segundos. Eso, junto a su calificación energética A, ayuda a ahorrar tiempo y energía.

Como accesorio, incluye una jarra de tres piezas para la leche, permitiendo elaboraciones complejas como lattes y capuccinos.

Como el resto de cafeteras de la marca, dispone también de un sistema de autolimpieza que drena y limpia los conductos tras cada preparación. Así cada café parece el primero que se hace con la máquina.

Superautomática Krups compact capuccino ea816570

La Krups Compact Capuccino es algo más pequeña que la anterior, con unas medidas de 37 cm de alto, 33 de largo y 25 cm de ancho, pero comparte muchas de las funciones de la Arabicca y tiene una capacidad equivalente: su recipiente de café es de 260 gramos y su depósito de agua es de 1.7 litros. También dispone de una jarra para calentar en ella leche o agua, como en el modelo anterior, aunque menos sofisticada, ya que se trata de una jarra simple de acero inoxidable, sin más accesorios.

La diferencia de precio respecto a la Arabicca, que es de unos 50 € menos, se traduce en pocos cambios, básicamente en las funciones seleccionables mediante su pantalla LCD. Permite seleccionar tres niveles distintos de intensidad y almacenar en la memoria 4 combinaciones favoritas, 2 con leche y dos sin leche.

Es fácilmente desmontable para limpiarla e incluye un sistema de autolimpieza como el de las demás cafeteras Krups. Puede extraersele la placa calienta-tazas, el sistema infusor y los depósitos.

Cuesta alrededor de 400 €.

Cuál es la mejor y por qué

Las cafeteras Krups comparten una estética común casi idéntica, las mismas medidas, con muy pocos cambios, y sus características técnicas, en realidad, también son casi iguales. No hay diferencias notables en las capacidades de los depósitos ni en los sistemas de limpieza. Ni siquiera difieren en demasía los precios, que se sitúan entre los 300 y los 400 €. Por tanto, la manera de elegir entre unas y otras es básicamente atender a sus prestaciones: la variedad de bebidas que puede preparar, el sistema por el que las preparan (automáticamente o manualmente) y los accesorios que incluyen.

Los amantes del café con leche o el capuccino deberían optar por la Compact capuccino o la Arabicca, mientras que para los que toman café solo puede que basten opciones más sencillas. Optar por una u otra, dado que los precios son casi idénticos, puede que solo sea cuestión de elegir entre una u otra estética o más bien entre un color y otro.

Te puede interesar: